Luster Magazine Interview- Pietro Ciuffini (Spanish read)

Cuando llegué a México, Rompe Mar ya era un producto bien elaborado y listo para atacar el mercado y encantar a los consumidores, pero le hacía falta algo en cuanto a branding, un mensaje fuerte que lo distinguiera de la competencia y lo identificara más con un estilo de vida que con un producto. Mi aporte fue poner toda mi creatividad, pasión y conocimiento para mejorar el branding y la comunicación de la marca.


Pietro Ciuffini. Foto: Alexia Ramírez (@alexiarmz)


¿Cómo describirías tu relación con Latinoamérica, con el mar, con el pisco, con Guillaume como jefe?

Soy italiano, pero siento que mis raíces están más conectadas con Latinoamérica que con el norte de Europa, a pesar de la distancia. La gente en Latinoamérica es muy parecida a la gente en Italia: cálida, feliz y con gran sentido de la hospitalidad. Para mí, los latinos son como hermanos. Guillaume, a pesar de ser de Bélgica, tiene alma latina, transmite su pasión con vitalidad y esa es una cualidad rara pero también indispensable para ser un empresario exitoso. Más allá de nuestra relación profesional hemos construido una gran amistad y esto nunca va a cambiar. Mi relación con el mar es sencilla: respeto puro. No puedes controlar al mar, y tampoco a sus habitantes. El mar tiene su propio equilibrio y armonía y, cuando estás en él, te haces parte de esa armonía. Estando allí no puedes mandar, sino ser un invitado. Me gusta pensar que el pisco es un poco como el mar, algo impetuoso que no puede ser controlado, porque tiene sus tiempos y sus reglas.


¿Cuál es ese rasgo que hace especial a Rompe Mar frente a otros productos de la misma categoría?

Rompe Mar encierra en una botella las máximas calidades de Perú: su tierra, su gente y su historia. Nuestra bodega produce pisco desde hace mucho, sin embargo, Rompe Mar es un producto joven, dinámico, apto para quien vive la vida a lo máximo y disfruta los mejores momentos. Rompe Mar, más que una botella, es un estilo de vida, una búsqueda consciente de la joie de vivre. Una vez pones en práctica esa filosofía en tu vida, nunca la dejas. Tu vida se transforma.


¿Cómo describirías la experiencia de unirte a un proyecto tan significativo?

Siento que nací para hacer esto: ser emprendedor, salir de mi zona de confort abruptamente, tanto a nivel laboral como personal. No siempre es fácil, es mucho más cómodo y menos arriesgado trabajar de empleado. Pero cuando pienso en las experiencia que tengo al viajar a México, luego a Perú, conocer a su gente, ver la bodega, participar de forma activa en la toma de decisiones estratégicas de la empresa y, más importante aún, cuando veo el gran potencial que hay por delante, y siento que soy parte de esto, no me queda la menor duda de que vale la pena y de que este es mi camino. Siento que Rompe Mar será realmente un éxito y estoy muy emocionado de ser parte de esa gran aventura.

Entrevista realizada por José Vicente Henríquez, Editorial Manager en Luster Magazine

Síguenos

  • Instagram
  • Facebook